jueves, 16 de octubre de 2014


ABC
Las dos piscinas halladas en pleno centro de Carmona
La excavación arqueológica de la plaza Julián Besteiro en pleno centro de Carmona, sigue arrojando hallazgos. El último es una piscina romana que el servicio municipal de Arqueología de Carmona ha datado en el siglo I d.C.

El arqueólogo responsable de la excavación Juan Manuel Román, explica que se trata de una piscina de agua fría que se empleaba para el baño y que contaba con escalones para facilitar el acceso. La estructura mide 3,65 por 3,15 metros. Originalmente fue más profunda, pero en su última etapa de uso tuvo un metro de hondo.

En época medieval la piscina fue destruida en parte por la excavación de varias fosas y la construcción de un pozo de agua. A pesar de ello, la mayor parte de la construcción romana se encuentra en buen estado y aún se conserva su revestimiento de mortero hidráulico.

Junto a la piscina de mayores dimensiones se ha encontrado otra más pequeña también en buen estado y junto a ambas restos de estructuras como muros o pavimentos de ladrillos, que corresponden a la misma edificación. El hallazgo supone una importante aportación al patrimonio arqueológico de Carmona, ya que es la primera vez que aparece este tipo de construcción en el municipio. La intención es ahora continuar con los trabajos en esta zona con el objetivo de determinar el uso de la piscina, unos baños o termas públicas o un elemento perteneciente a una vivienda y que denotaría la calidad de la misma.

En anteriores excavaciones en este mismo punto se habían encontrado otras construcciones romanas. Varias de ellas eran conducciones de agua, un elemento que corresponde con el nuevo hallazgo.


Estos trabajos se han realizado como parte del curso «Arqueología de campo» organizado por el Ayuntamiento de Carmona a través del Museo de la Ciudad y la Universidad Pablo de Olavide.
Publicar un comentario