sábado, 14 de julio de 2007

LA VIDA

Nos convencemos a nosotros mismos que la vida será mejor después de que nos casemos, después de tener un bebe, luego, después del siguiente. Entonces nos sentimos frustrados porque los niños no tienen edad suficiente y pensamos que estaremos más contentos cuando la tengan.

Enseguida nos sentimos fastidiados ante el hecho de tener que tratar con adolescentes. Con certeza, estaremos felices cuando ellos hayan atravesado esa etapa. Nos decimos a nosotros mismos que nuestra vida va a estar completa cuando nuestra pareja se realice, cuando tengamos un hermoso carro, cuando estemos en posibilidad de irnos de vacaciones, cuando nos jubilemos.

La verdad es que no hay mejor momento para ser feliz que este mismo momento. Si no es ahora, ¿cuándo?

Tu vida estará siempre llena de retos. Es mejor admitirlo y decidirse a ser feliz a pesar de todo. Una de mis citas favoritas viene de Alfred D. Souza. El dijo "En muchas oportunidades me ha parecido que la vida estaba por comenzar -la verdadera vida. Pero siempre hubo un obstáculo en el camino, algo que concluir primero, un trabajo sin finalizar, algún lapso que debía pasar, una deuda que pagar. Luego la vida empezaría. Finalmente, descubrí que estos obstáculos eran mi vida misma."

Esta perspectiva me ha ayudado a ver que no hay un camino hacia la felicidad. La felicidad es el camino. Por eso, atesora cada momento que vives. Y atesóralo más porque lo compartiste con alguien especial, suficientemente especial como para emplear tu tiempo, y recuerda que el tiempo no espera a nadie.

Por tanto, deja de esperar a terminar el colegio, a regresar a clases, a bajar tres kilos, a ganar diez kilos, a tener hijos, a que los hijos dejen la casa, a empezar a trabajar, a retirarte, a casarte, a divorciarte, hasta el viernes por la noche, hasta el domingo por la mañana, hasta tener un auto nuevo o casa, hasta terminar de cancelar la casa o el auto, hasta la primavera, el verano, el otoño, el invierno, hasta el primero o la quincena, hasta que toquen tu canción, hasta que te hayas tomado un trago, hasta estar despejada...hasta que mueres para decidir que no hay mejor momento que éste para ser feliz.

La felicidad es una jornada, no es el destino en sí.

Pensamiento para el día:

Trabaja como si no necesitaras el dinero

Ama como si nunca nadie te hubiera herido,
Y baila como si nadie te estuviera mirando.



Saluditos
Publicar un comentario