martes, 2 de septiembre de 2008

NO QUEREMOS OLVIDAR



Hoy se habla en todas las cadenas de televisión y radio sobre la memoria histórica, o del derecho de los descendientes de las personas desaparecidas a saber donde están sus familiares enterrados.


Hay muchos detractores alegando no abrir heridas, creo que los que dicen esto es porque no sufrieron ninguna tragedia familiar, y si la sufrieron saben dónde y cómo paso ya que sus muertes si fueron registradas, o fueron muertos en batalla.


Los muertos y desaparecidos después que la contienda terminara, cuando solo su pecado era pensar diferente... son a los que a su familia no se les va abrir ninguna herida, puesto que no se les ha cerrado nunca.


He oído el testimonio de una señora de Granada con ochenta años.
!!!sé donde esta mi padre porque fue muerto por los rojos¡¡¡ pero no donde esta mi madre, mi tía y mi hermana mayor… yo me quede con tres hermanos, una de catorce meses, otra de cuatro años, y yo con ocho años.


Creo que esta mujer se le cerrara esa herida cuando sepa de sus familiares, y querrá morir en paz, nadie más que ella sabe lo que habrá pasado durante toda su vida, creo que se merece, saber…como tanto/as otras… acaso los detractores se sienten culpables? Si no es así dejen que los muertos sean encontrados y que de una vez descansen en paz.


Besos
Publicar un comentario