lunes, 15 de junio de 2009

Una Raza Diferente.

.

Aunque no se puede generalizar, el andaluz sabe como es y, se hace su crítica particular con la simpatía que le caracteriza, aunque se puede extender a casi toda la piel de toro porque esto pasa, en las mejores castas .

Articulo copiado aquí

.

Una Raza Diferente. Por Ezequiel García

Somos diferentes. No tenemos nadie que se nos parezca. De sangre caliente, con ganas de cachondeo todo el día. ¿Ahorradores y previsores? ¡Uy!, eso ya falla. No creo que esas características nos definan. El Sevillano por naturaleza es una raza diferente al español estándar. No se me asusten si digo raza que no quiero ser un Ibarretxe ni quiero independizarme de esta vasta piel de toro llamada España. Lo que pasa que cuando llega la primavera salen a la luz todas nuestras mejores características. Sí, sí. Ahora en Primavera.
.
En Semana Santa, principios de abril, el sueldo está ya bajo mínimos, y sin embargo nos permitimos el lujo de comprarnos un traje para la señora y para nosotros mismos mejor que el de la vecina del quinto, que ha ido a Armani a comprarlo. No podemos ser menos. Y comilona en el mejor restaurante el Viernes Santo por la mañana, con las ojeras y rozaduras de una madrugada fatigadora.
.
Feria, Santa Feria. No sólo la de Carmona (que más bien se encuentra dispersa por todo el litoral andaluz comiendo gambas blancas cuando el presupuesto nos da para camarones de puestecito ambulante) sino la de Sevilla. Y me quiero centrar en la subespecie del "Sevillano Nacionalista". Se marcha el lunes del 'alumbrao' a jartarse de 'pescaíto', aún sabiendo que el bolsillo contiene más pelusas y recibos del banco del año 82 que monedas con la cara de Juan Carlos o Cervantes. Pero eso no importa. Ya el domingo pidió el préstamo en "El Monte", FeriaMax al 5% TAE o sin él, para poder pasar una feria de órdago. Y avanzan los días, e invita a todo el que ve por la calle conocido aunque sea de un día en la comunión de unos hijos del jefe de la empresa en la que trabajan. Niño, toma y vete a la calle Infierno con tu hermano el mayor, que tiene fichas de sobra. Manchón en la corbata que no se quita ya hasta la Feria del año que viene. O no, porque no hay dinero para la tintorería, así que el martes la lavadora intente quitarla.
.
Pero se sigue despilfarrando euros en Manzanilla y más pescaíto. Fuegos artificiales. Acaba la feria con más dolores que alegría. Por favor, el lunes me lo pido de asuntos propios por enfermedad, las cervicales. Claro, mejor hubiera quedado decir: "Me pido el día por Resacosis Aguda". Pero el buen sevillano aguanta hasta el final. El martes vuelve al trabajo y cuenta sus peripecias, sus andanzas, sus gastos y la enésima riña con la parienta que le ha dado el toque de atención porque se ha gastado mucho en Feria.
.
Al cabo de las dos semanas, comienzan a llegar facturas de la luz, teléfono, contribución, Gas, el recibo de "El Corte Inglés", los libros del niño, la enciclopedia... "María, llégate al banco y pide un préstamo que no tenemos para llegar a fin de mes. Hay que ver que el gobierno no sube los sueldos, y por más que uno lo intenta, no se ahorra ni un duro"... Retahíla que resuena en todos y cada uno de los barrios Sevillanos. Y las dificultades siguen, hipotecados por el piso que se compró hace diez años y por diez ferias.
.
Llega el verano y la vecina del quinto se va a un cinco estrellas a La Manga. La misma que echaba la bronca al marido por el gasto descomunal en las casetas, se quiere ir a la playa, pero lejos. No íbamos a ser menos Pepe. Bueno, nos vamos a Benidorm, y a un chalé. Otro préstamo más... Es la vida de un sevillano cualquiera... Aunque aquí en Carmona cada vez pasa menos. Aquí en Feria nos vamos a Chipiona, Matalascañas, Benalmádena... Se gasta menos y se vive mejor. "Que pongan las cosas más baratas, que ahora viene el verano. Y si nos dicen que nos quedemos pues oídos sordos. Al fin y al cabo ellos no nos oyen a nosotros...". Para esto, si protestamos...

Sed felices.
.
Saludos Loles


Publicar un comentario