lunes, 14 de septiembre de 2009

Vacaciones en buena compañía

.

Vacaciones

Aunque en el autobús éramos cincuenta y nueve personas, todos del mismo pueblo y, con los que hemos estado en otras ocasiones de vacaciones, nuestro grupo era de cuatro matrimonios, para comer y pasear. En la playa, ya era otra cosa, nos juntábamos much@s, y esto hacia que nos divirtiéramos más. Porque todo hay que decirlo nos comportamos como niños, unos cogen conchas otros piedrecitas, otr@s nadan como tiburones, o sirenas, yo no llego a ninguna de esas categoría pero me lo paso muy bien en el agua.

.

Un día que la mar estaba como una piscina de plana alguien dijo ¿hacemos agua gen?

Y nos pusimos en una rueda, al menos éramos veinte mujeres, una de ellas ¡dijo hacerme la sillita¡¡¡¡ y se tiraba de espalda , claro, ella era una de las sirenas.

Un hombre nos grito sois la envidia de la playa.

Y es que la mayoría de la gente que había ese día, pertenecía a la tercera juventud.

Cuando salimos les preguntamos a nuestros respectivos maridos si habían captado imágenes, del acontecimiento, que desilusión… creo que ellos fueron los únicos que ni se enteraron, de lo bien que lo estábamos pasando, sola habían dos que podían tirar fotos, vamos que tenían cámara.

.

Por otro lado éramos unas cuantas solo las que teníamos a nuestros maridos en la playa, había muchas que sus maridos estaban en ese viaje del que solo se tiene billete de ida.

Así que no tengo imagen para mostrar, pero créanselo como niñas…

Coma antes he dicho las cuatro parejas, muy bien avenidas, una de las chicas, si chicas… ¿Por qué no? Cumplía años, así que pensamos sería bonito tener un detalle con ella, Antonio, marido de Carmen, (aclaro porque había otro Antonio con nosotros, marido de Antonia) fue a los postres y le formo un pastelito, le cantamos el cumple años feliz, ella no se lo esperaba, ya que la habíamos felicitado por la mañana, en este caso si se tomaron fotos, las tomo el mismo que arreglo el pastelito.

.

He montado un video con ellas y os la pongo.

Saludos cordiales

.
.
Publicar un comentario