miércoles, 10 de marzo de 2010

HACE DOS AÑOS DE ESTE POS, DEL BLOG DE TINTANAUTO

Si miramos la fecha del pos que pongo de Tintanauta... hace dos año, que él exponía su inquietud por lo que estaba ocurriendo, había muchos que decían que no era cosa del cambio del clima, no se si seguirán pensando lo mismo después de tantas catastrofes, tanto da, que sea a qui o en Pequín, la tierra se esta revelando al mal trato que se le ha estado dando, durante mucho tiempo, tanto las empresas contaminadoras como los gobiernos de turnos, volvieron la espalda al problema, hace un tiempo que esto se controla mas, pero se ha de reconocer que se ha llegado tarde, y que ahora no vale lamentarlo.

Digan les a tanto damnificados, que lo lamentan, a los que se les ha llenado su casa de agua un dia tras otro, a los que lo han perdido todo, a los que se trago la tierra su vivienda...




Una ruina total





MARTES, ABRIL 22, 2008





La Tierra que llora
Recordar en planeta en que vivimos, es recordarnos a nosotros, a nuestros antepasados y a las consecuencias de las circunstancias que a lo largo de la historia de la vida se han ido dando. Las industrias contaminantes, los vertidos de basura a los mares, el humo de tanto y tanto medio de transporte son algunas de las puñaladas traperas que les hemos transferido a este bello lugar llamadoLa Tierra y no es ahora cuando se pone de manifiesto, es cosa de siempre, no hay punto de inflexión en ésto, si desdeñamos que las emisiones de CO2 son nefastas para la atmósfera, mal vamos; si al menos hubiese un protocolo, un manifiesto que al menos obligara a paliar de alguna forma, mediante duros castigos si se omite dicha ley, el impacto medioambiental.
Hoy, día 22 de abril, se celebra el Día mundial de la Tierra, y es un día que debiera servir para reflexionar en qué situación estamos. No quiero ver como nuestras próximas generaciones lo pasan canutas para sobrevivir ni ser tan cruel para decir orgullosamente y egoístamente que el hecho de que no vayamos a estar en ella nos convierte en pasotas del tema...
No quiero que los pájaros emigren buscando una vida mejor que no exista, o que beban de un charco (lago reducido a este paso...) que esté contaminado, no quiero que haya restricciones de agua en ninguna parte, ni deseo más humos de los que ya tenemos. No quiero ver cómo arden las hectáreas de los bosques, ni cómo la tierra se convierte en porciones de sequedad. No deseo ver peces flotando en los mares (dureza a los petroleros que no cumplan las normas de seguridad) Si algo se altera, nos alteramos todos. Los humanos sólo somos un grano de arena en este desierto llamado globo terráqueo. Y si buscan a Dios como culpable de estos males... qué poco desarrollado estaría aún el cerebro del ser humano. Solo pido, en este humilde blog, un poco de cordura, que lo que estamos viendo todos en vivo o en los telediarios a diario, pronto se convertirá en frecuente y trágico para todos y no para unos cuantos. Que la vida siga su curso...pero que nosotros tengamos poco que ver en sus cambios.
Publicar un comentario