domingo, 15 de enero de 2012


3 comentarios:

Trini dijo...

Cuando tenemos un gran dolor, un dolor que es como una piedra sobre el corazón, la noche es una tortura.
También la noche nos consolará luego...

Loles, el dolor nos lleva por los caminos de la poesía.
Te felicito por tu poema y espero que en algo haya aliviado tu dolor.

Besos

Carmen dijo...

Es en la noche más oscura cuando las estrellas brillan con más intensidad. No hay que dejarse abatir por la angustia del vacío interior, por el dolor, sino buscar el rayito de esperanza de una estrella lejana.
Me ha gustado tu poema.
Saludos
Carmen

Loles dijo...

Hola Carmen ante todo gracias por tu consejo, y lectura.

Así es, es en la noche donde busco esa estrella que me de las fuerzas, y paz para conciliar el sueño.

Saludos