lunes, 6 de agosto de 2007

EL RINCON DEL ORDENADOR

El rincón del ordenador
¿Dónde colocar este instrumento casi imprescindible en el hogar? ¿Qué mesa elegir? ¿Cómo mantenerlo en perfectas condiciones de uso? Manual de uso y consejos para crear un rincón adecuado.

Las cifrasEl Instituto Nacional de Estadística (INE) aseguró, en 2006, que un 57% de los hogares españoles tiene ordenador.
La mayoría de ellos posee un PC de sobremesa o un portátil, aunque también se utilizan las PDA o el PC de bolsillo.
Porque las ventajas de tener un ordenador en casa son infinitas: relacionarse con las nuevas tecnologías, acceder a numerosos contenidos y estar siempre al día.
¿Dónde y cómo ubicarlo?
Colocar el ordenador sobre una mesa indicada para su uso.
La pantalla debe situarse en perpendicular a las fuentes de luz para evitar reflejos y al nivel de los ojos.
El teclado debe colocarse en una posición a la que puedan acoplarse perfectamente los brazos, las manos y las muñecas.
La CPU tendrá que situarse en un mueble móvil (con ruedas), sobre todo si va a estar cerca del suelo, para protegerlo del polvo, de las temperaturas extremas y de los derrames de líquidos.
El cableado debe emplazarse lo más pegado a la pared, y cubrirlo con canaletas de plástico, para que no rocen con los pies, con las patas de la silla o con la CPU.
Siempre limpioPara que se mantenga como nuevo, conviene limpiarlo a fondo cada dos o tres meses y realizar lo siguiente:
Desconectarlo de la corriente eléctrica.
Pasar una bayeta húmeda de agua o de un producto multiusos por el monitor, el teclado y el ratón.
Volcar el teclado hacia abajo y sacudirlo suavemente para eliminar posible partículas.
Sacar la bola interna al ratón y limpiarla al igual que los rodillos.
Limpiar la parte interna de la CPU, abriendo la tapa lateral. Pasar la aspiradora sin rozar ningún elemento interno.
Cerrar la caja y frotar la parte externa con un paño humedecido.
Cuidado con las altas temperaturas
En verano, los ordenadores se estropean con mayor frecuencia. Altas temperaturas, tormentas, inundaciones y sobrecarga en la red de suministro eléctrico pueden causar graves daños a los equipos, propiciando muchas veces la pérdida de datos. Para evitarlo, conviene:
La temperatura de la habitación en la que se ubica el ordenador debe ser estable. Hay que evitar los contrastes térmicos.
El equipo no debe recibir nunca la luz directa del sol.
La CPU no debe situarse en un lugar con obstáculos que dificulten su ventilación.
Adquirir dispositivos contra sobrecargas en las tomas de alimentación o disponer de Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (S.A.I.) para evitar interrupciones repentinas por sobrecargas en la red de suministro eléctrico.
Desenchufar el cable de alimentación a diario, cuando finalice la sesión de trabajo con el equipo.
Hacer copias de seguridad con regularidad



SALUDITOS
Publicar un comentario