miércoles, 19 de septiembre de 2007

PASEOS POR LA BAHIA DE ROSES

ELOGIO DE LA TRANQUILIDAD

Esta mañana, del final de Agosto, de este verano ventoso, desde mi atalaya veraniega que encara al Mediterráneo, tengo verdaderos deseos de ponerme a escribir, circunstancia un tanto extraña, cuando siempre he sentido pavor a dejar constancia de cualquier tipo de reflexión , por otro lado, totalmente absurda. Seguramente han contribuido a esta determinación, dos razones, que no coincidían a la vez en mi estado de ánimo; por un lado, la sensación de placidez que siento desde mi observatorio matinal tras el paseo diario por la bahía que propicia esta tarea y por otra la falta de prejuicios ya que en este momento de mi vida los consigo aparcar fácilmente.

PASADO HISTORICO

Con la tranquilidad que provoca la presencia del mar, paso a describir el pasado histórico de la zona (para poder explicar el carácter afable y dialogante de sus actuales moradores) así como situaciones y otras sensaciones que percibo durante mis paseos por la esculpida y amplísima bahía de esta población.

Este maravilloso golfo de Roses fue el escenario inicial del comienzo de la actividad comercial de los antiguos griegos en la Península Ibérica. Las ruinas del enclave de Sant Marti d’ Empuries ( empurion) en las proximidades de este lugar y los nuevos hallazgos arqueológicos en Roses(Rhodas) y otros centros próximos así lo atestiguan.

PERSONAJES MATINALES

Frecuentemente ,al salir de casa, me encuentro a mi vecino el pintor, que acompañado de su perro y con el aspecto de un lobo de mar 'ampurdanés' me pone al corriente de si la tramontana va a ceder o el garbi está próximo a hacer su aparición; este personaje que reside aquí todo el año en su casa-taller de pintura, es el centro de conversación y saludos de los vecinos foráneos y lugareños ya que amén de ser un personaje servicial y extrovertido, resulta también ser un vigilante permanente de sus viviendas y otros enseres.

Otros personajes siempre repetidos que forman ya parte integrante de mis paseos son:

- Los 'atletas' improvisados que bien en patines, bicicletas o haciendo 'footing' pretenden conseguir en horas, la forma física o su eterna juventud, y no son pocos los adultos, que con su rostro desencajado sufren por culpa de esta 'ilusión' desde las primeras horas del alba.

- Las cuadrillas de limpieza, que el Ayuntamiento refuerza durante los meses de verano y que las forman siempre o casi siempre un elenco de inmigrantes magrebís con aspecto generalmente cansado

-Los empleados madrugadores de las tiendas, restaurantes y otros locales que se ocupan de las primeras tareas de limpieza y en muchos casos, sus rostros ya me resultan familiares tras los muchos años de veraneo que frecuento esta zona

-Los sin techo que pernoctan en la playa, bien jóvenes borrachos esporádicos o artistas a la deriva que junto a su 'obra'- generalmente cocodrilos o budas de arena -terminan el día junto a su campamento

-Los turistas recién llegados que dan sus primeros pasos por la playa acompañados por sus 'retoños' o familiares cercanos.

OTROS PROTAGONISTAS

Si la vista diaria de las personas citadas, resulta cercana y agradable, mucho más curioso es encontrarse cada mañana con otros protagonistas y residentes tan activos como los anteriores y que llaman muchísimo la atención, se trata de la gran cantidad de papagayos o loros tropicales que curiosamente pueblan los palmerales y con sus sonoros griteríos, despiertan , avisan y sorprenden con su presencia a los despistados paseantes .

Sin la sonoridad y estruendo de los papagayos, pero con mas vistosidad( o al menos a mi me lo parece) también están presentes en estos indescriptibles paseos matinales, todo tipo de árboles tan llamativos como los palmerales, moreras, higueras y tantas otras especies autóctonas así como arbustos tan comunes por estos lares como las buganvillas, azaleas, crasuláceas y múltiples cactus que han adornado durante miles de años los pueblos mediterráneos

EL CLIMA Y EL PAISAJE

Lo más fascinante de este bellísimo lugar es el apacible clima durante los meses de verano y el cambiante paisaje donde las aguas del mar , normalmente tranquilas, presentan todo un abanico de tonalidades que van desde toda la gama de azules hasta grises y verdes. El espectáculo que nos ofrece el cielo supone una tregua que nos brinda la naturaleza en verano a la soledad y a los vientos de la tramontana que soplaran con fuerza en invierno. La luminosidad de sus atardeceres es un autentico goce para los sentidos, pero no en intensidad sino, que a menudo llegan a una tal apacible claridad tornasolada que sin duda pueden llegar a calmar los espíritus mas inquietos y te hacen soñar y enamorarte de este rincón.

El paseo se disfruta al máximo dirigiéndose al atardecer, encarando a poniente desde el puerto hasta la playa de Santa Margarita, tal y como ya lo capto el novelista ampurdanés Josep Pla.

EL PUEBLO

El municipio esta situado en el extremo norte de la bahía, Es un típico pueblo mediterráneo, con calles estrechas y laberínticas que impiden que el agobiante Sol del verano, moleste a la multitud de turistas que por ellas deambulan. La población es muy variopinta, la constituyen: los autóctonos(los menos),los inmigrantes andaluces y castellanos fundamentalmente llegados hace décadas en busca del trabajo en el Sector Hostelero y los recién llegados magrebis que se ocupan también en el sector servicios.

En el extremo Norte del pueblo se divisa un Castillo, que se alza en un promontorio en forma de cabeza de ratón. La calle principal (Calle de Rhodas y las murallas forman parte importante del pueblo por su origen y pasado histórico

PERSONAJES VESPERTINOS

El paseo marítimo, centro de la actividad nocturna se puebla durante los meses de verano, de un río de personas de nacionalidades diversas, fundamentalmente turistas franceses, que disfrutan de las placidas temperaturas vespertinas y aprovechan a veces su paseo para mercadear con los improvisados comerciantes ilegales que llegados en su mayor parte del Continente Africano ,exhiben toda clase de productos de imitación procedentes de países emergentes. Las mujeres africanas ataviadas con sus más vistosas vestimentas de sus países de origen contribuyen al pecunio familiar con su dedicación a los exóticos peinados africanos para los voluptuosos turistas y convierten el paseo en un mundo multicultural, lleno de encanto

VELADAS NOCTURNAS

Estas veladas nocturnas tienen dos escenarios, el popular donde los turistas sentados en los bancos del paseo o de pie , escuchan atentos a músicas de grupos Sudamericanos o de vocalistas locales ,algunos ya conocidos ( Juan, Mayida etc)que contratados por los hoteles y restaurantes interpretan repertorios de canciones que fueron famosas en otras épocas y el mas selecto formado por clientes habituales de los hoteles que disfrutan al aire libre de la compañía de amigos y parroquianos ,de noches placidas con ligeras brisas que sin duda es la mejor terapia para esa agitada vida que nos ha tocado vivir; en este grupo afortunadamente me encuentro y es tan amplia y querida esta segunda familia que he conocido en el Hotel Victoria, que prefiero omitir sus nombres, para evitar cualquier imperdonable olvido.

La mayor parte de los hoteles del paseo ( ejemplo El Maritim) tienen un aspecto de edificio decimonónico, similares a los existentes en la costa norte francesa, que provocan en mi ,un estado de animo agradable, no exento de nostalgia : esta circunstancia unida al ambiente general, me hace retroceder en el tiempo y me hacen recordar todos los años por estas fechas algunas vivencias, ya difusas que tuve algún día de verano durante mi niñez con mis predecesores

En resumen la visita a este lugar es una experiencia que recomiendo a todos que quieran encontrar un aburrimiento 'feliz', poco usual en los tiempos actuales.

Un afortunado veraneante

Antonio


Publicar un comentario