lunes, 5 de noviembre de 2007

Alli están

Allí están, pisando los 50 y algunas esquivando los no muy lejanos 60...
Son las que defendieron a ultranza, aún con pena de no poder asistir al próximo "asalto",
el largo diminuto de sus faldas.


Las que se calzaron los Hot Pants con las botas bien largas y ajustadas.
Las que se hacían la “toca” y llevaban el pelo largo y muy lacio.

Esas que soñaban como Susanita con el príncipe azul, y adoraban a Mafalda y su ideario.

Aquellas que eran en apariencia la incoherencia con forma de mujer pero que engendraron
la "generación de las mujeres más fuertes que pisaran el planeta".

Fueron las que soñaban con el príncipe azul y a la vez caminaron con paso firme
y altivo las Universidades.

Así como también Blandieron las banderas de la "independencia femenina“
defendieron apasionadamente los ideales de LIBERTAD en la político.

Y en medio de todo eso crecieron, dejaron la adolescencia, y entraron a la juventud
con los miedos de las dictaduras y las traiciones de quienes representaban sus ideales.

Algunas se encontraron con su “príncipe azul”. A otras, se les fue “destiñiendo”
pero ellas se empeñaron en conservar como sea, la imagen del azul que las había enamorado...

Algunas tuvieron hijos e interrumpieron sus sueños universitarios. de noches insomnes
salpicadas con sus compromisos laborales y cumplieron con todos los mandatos.
Otras, lucharon a costa a rajatabla, aún estando solas.

Ahora luchan contra el temido paso del tiempo, y lo hacen con la majestuosidad
de los grandes, dándole la bienvenida a las primeras arrugas, defendiéndolas a capa y espada
porque son las "señales" de sus vivencias, en toda su magnitud.

Se volvieron "minas cancheras" y se enfundan en los mismos jeans que las adolescentes
y hasta salen airosas de las comparaciones...

Van al gimnasio aunque lo odien.
Abandonaron las grasas y carbohidratos para seguir siendo parte de lo que fueron.

Amaron, sufrieron y se cambiaron el color y largo del pelo cuantas veces la depresión,
las separaciones, las angustias, las pérdidas, los sinsabores, las decepciones, se lo demandaron.

Criaron a sus hijos con libertad y aire “compinche”. Lloraron en la puerta de los jardines
de infantes, en las primeras fiestas escolares.

Se aterrorizaron cuando los vástagos transitaban el final de la secundaria y empezaban
a decidir sus destinos.
Y hoy están allí, cancheras, abriendo ventanas las atacan, Arrasando las vidrieras de los shoppings
cuando "otras " depresiones las invaden, y saliendo nuevamente sin cicatrices, porque sólo ellas
saben de verdad que la vida continúa cuando los sofocones y hay que transitarla airosamente.

A veces los hijos las critican Porque "no saben nada" Son descalificadas por esos "adolescentes eternos“… Pero son las mismas, con un cuerpo que cambió y una historia de vida recorrida
con pasión, que se calzaron aquellos Hot Pants…

Las que todavía recogen los pedacitos de sus amores y se aprestan a armarlos nuevamente, cada día…
Son "la generación de las mujeres fuertes". Agradezcamos que existen y que hicieran que este
mundo sea un abanico de independencia femenina, de ideales de LIBERTAD y de Mick Jagger,
Paul Mc Cartney, mezclados con Julio Iglesias y las canciones del Nano…

Si, parecieron y siguen pareciendo la incoherencia con forma de mujer, pero bajo su piel
hay un perfecto orden del amor, la entrega, los códigos, la amistad, la vida misma..

No cuentes los años, cuenta los recuerdos lindos...
Estas personas son de la generación de las:
“MUJERES FUERTES


lo recibí por e_meil, desconzco el autor
Saludos
Publicar un comentario