domingo, 2 de enero de 2011

QUERIDOS REYES MAGOS DE MANOLO MARTINEZ





QUERIDOS REYES

Queridos reyes, espero que al recibo de la presente os encontréis bien, nosotros todos casi bien, a Dios gracias. Me llamo Andrés y quisiera pediros unas cosillas. Lo primero, tenéis que darme vuestra auténtica dirección, porque estoy hecho un lío. Cuando le pregunto a mi madre, me dice que vivís en Oriente, pero mi maestro insiste en que os mande la carta al Palacio de la Zarzuela, a Madrid. Yo, supongo, que es que tendréis dos residencias, como todos los ricos. Hombre, Orientadme, porque en correos no me cobran lo mismo por franquearla para otro continente, que si la mando a Madrid, supongo que, como a Oriente no llega el AVE, el traslado en camello será más costoso. Aunque, creo que al final, le haré caso a la abuela, que es la que más mira por el dinero, y os mandaré un correo electrónico, con eso me ahorro los sellos. El problema es que, primero, me tendréis que mandar el ordenador, porque, los de la Junta, ya se han acabado. Yo, me desordeno, y no sé que pediros. Unos dicen que, todos los años, traéis oro, incienso y mirra, pero, nunca me especifican la cantidad. Yo me turbo, que no sé lo que significa, pero lo dice mucho la seño de lengua, y no sé que pediros, porque durante todo el año os veo por la tele mu bien vestidos, sin repetir corbata ni zapatos, comiendo en unas mesas larguíiiisimas llenas de gente, tó el día de avión en avión, hombre, y la verdá, tó eso cuesta un pico (por ahí, me decido, y os pido la Play Station, o como dice mi padre, niño, no seas tonto, pídele un trabajo que a él le sobra). Pero ahora llegan las pascuas y os veo montado en camellos, con barbas de muchos días, con mu malos pelos, que parecen pelucas, con cara de cansados, sin mujeres, sin froilanes…y con esas pintas, estoy en un trís de no pediros nada, y daros, aunque sea un puchero. Yo, lo que voy a hacer es dejaros que lo decidan ustedes. Ustedes os reunís, véis mi expediente, mi comportamiento, las veces que le tiré de los pelos a mi hermana (siempre porque ella me hacía antes algo), a quien vota mi padre, y, cuando lo tengáis claro, me llamáis al móvil, o mejor, me mandais un e-mail a martínezmanolo63@hotmail.com
y, yo, si tengo tiempo, os atenderé. Ah…, lo último, ¿y a nombre de quién envío la presente?, de Juan Carlos, de Melchor, o de Lorenzo, que es el que este año tira los caramelos. Que dice mi padre, majestades, que, a él, le traigáis a Leticia, y se llevéis a mi madre…

…ojú que lío, los no creyentes lo tienen más fácil, siempre le piden las cosas a los mismos, y sin carta, al BBVA, al Santander, o la Caixa.

Publicar un comentario