martes, 4 de septiembre de 2012

LOS SUEÑOS SUEÑOS SON...


Hola.

Hace días que pensaba si debía contar esta historia.

Me encamino a la visita del medico de cabecera, la empleada me da un numero que despega
de una pagina tipo calendario...por su tamaño, me lo pega en el dorso de la mano....me dirijo hacia la consulta me dicen, ya puede entrar, el medico me... usted no pertenece a mi lista de enfermos, pero siéntese y espere...la consulta era como una sala de espera, en la que veo como veinte personas que el va llamando y visitando... cuando me toca a mi, todo eran pegas antes los medicamentos que necesito....salgo y me dirijo a mi casa...en el camino no se por donde ir, ya que todo era barro, y suciedad, con todo esto me pierdo en un mercado de los que se instalan en la calle. Mi desesperación es horrible.

Una vez llegado a mi casa, una señora la que en tiempo atrás había sido dueña del terreno donde se levanto el bloque, me explica lo que ha sucedido, y que hará una denuncia,....me lleva al sitio donde se encontraba mi vivienda...no había nada, nada, un suelo en sementado como el patio de un colegio.
Me dirijo a reclamar, donde estaban mis pertenencias....después de discutir gritar y reclamar para coger algo con lo que pueda reclamar y denunciar.

Me llevan a una gran nave donde con unos grandes toldos están tapadas individualmente
las pertenencias de cada vecino, como cosas de gran valor....pregunto donde estaremos acogidos? Me llevan a un recinto donde hay unas celdas o habitáculos sin puertas, aunque parecía especie de una perrera, todo estaba limpio y muy blanco, pero en él que solo cabía un colchón....en ese momento me desperté angustiada, y con el sentimiento que todo había sido real.

Los sueños, sueños son, pero creo que siempre responde a algún sentimiento, escondido en tu mente...lo cierto es que lo vives realmente. 


Este día había visto por la mañana este programa...

Mira este video


“Jessica nace en el seno de una familia humilde. No olvida un detalle que su padre se la come a besos, de su madre que le da todos los cuidados y atenciones que puede necesitar. Tiene un hermano, cuando cumple ocho años llega otro hermano. Pero ella y sus hermanos son separados de sus padres, no es capaz de saber los motivos exactos. Vive en la casa cuna de La Milagrosa, en Murcia, con ella ingresan sus hermanos menores pero no son tan conscientes porque son demasiado pequeños. De vez en cuando la llevan a ver el bebé y pasa algunos ratos con su hermano Jonathan, solo es feliz los sábados, cuando sus padres pueden ir a verla.Lo que no sabe es que esas visitas también van a terminar. Una familia acude al centro y adopta a los tres hermanos. La relación con los padres adoptivos no es del todo buena, ella siente que es un estorbo en esa c asa. Sus nuevos padres son muy exigentes, a pesar de todo no saca buenas notas y acaba acudiendo a un centro de menores. Allí siente una liberación y se hace mayor antes de tiempo.Empieza a buscar a sus padres biológicos, sus padres adoptivos no saben dónde están, solo dicen que eran gentuza y que la abandonaron a ella y a sus hermanos. Cuando está a punto de cumplir los 18 se escapa, pero tiene que volver a casa porque no sabe dónde acudir. Pero vuelve a irse con un chico que conoce. Han pasado tres años, Jessica no vive con ellos y es madre de un niño de dos años. Desea con toda su alma encontrar a sus padres biológicos”.
Publicar un comentario