martes, 4 de septiembre de 2012

SAXANA, LA PEQUEÑA BRUJA



MANOLO  MARTINEZ

martinezmanolo63@hotmail.com



SAXANA, LA PEQUEÑA BRUJA, Y SÁNCHEZ GORDILLO


  Deberían los cinéfilos confeccionar una lista con las películas que no deberían verse.
  Las que sí deben verse ya las sabemos todos, corren de boca en boca.
  Pero nadie nos advierte de las que dañan nuestra salud mental, por pésimas, por absurdas, por aburridas, por carentes de sentido, porque  son malas malísimas. Voy a realizar un acto de generosidad y les voy a dar el título de una película que debiera estar condenada a la hoguera, como los libros de caballería que, el cura y el barbero del Quijote, quemaron en el patio de Alonso Quijano, como aquellos que afirmaban que la tierra giraba alrededor del sol, como quienes defendían que el hombre descendía del mono,  como Giordano Bruno, por sólo reconocer la figura del crucifijo, renegando de tanta imagen de barro del santoral, que ardió en el tan visitado hoy, Campo di Fiori deRoma, o como Sánchez Gordillo, condenado a la hoguera de los representantes del nuevo MINIVER (Ministerio de la Verdad), como el de Orwel, que aniquila de un plumazo cualquier intento de rebeldía, de desacuerdo, de disidentes con aires de pordioseros, de barbudos protestones, de comunistas indeseables, de jornaleros ladrones de carritos de Mercadona (aquí, o nos ponemos chaqueta, corbata y fijata para robar, como Jaume Matas, Urdangarín, Camps,- bueno Camps ya no puede ponerse fijata- , o nos mandan al paredón por incitar al país a robar carritos de compra, o se roba en condiciones o no se roba). Te pueden echar del trabajo sin derecho alguno, te pueden quitar tu casa, porque al echarte del trabajo, sin indemnización alguna, no puedes pagar la hipoteca, pueden subir los impuestos, la luz, el agua, y quitarte la paga extra, son nuestros salvadores, pero por Dios, meterse en un supermercado y llenar media docena de carros de leche y pan, es declaración de guerra, un acto simbólico tan criminal, que habría que ajusticiar públicamente a todos esos piojosos, pero donde vamos a llegar  con esto de la democracia. Arriba Spagnolo, cocodrilitos al poder, viva Ralph Laurent, ni un fondo de ropero sin banderitas rojigualdas…
      ¡Españoles, canten conmigo aquel hermoso himno de Marujita Diaz: “Ban-de-ri-ta tú eres roja, ban-de-ri-ta tú eres gualda, y el día que yo me muera , que me entierren en Mercadona…yo sólo quiero que me cubran con las ofertas del 2 x 1..”
Otra vez…”Banderita tú eres roja, banderita tú eres…”
        Bueno, volviendo al titular, a lo que iba, que no nos vendan gato por liebre, que no vayan ustedes a tragarse, por pura higiene mental, una película titulada SAXANA, LA PEQUEÑA BRUJA Y EL LIBRO ENCANTADO, yo la ví una noche de verano, en familia, y aún tengo secuelas. Ni tampoco se traguen el NODO que le han montado al Alcalde de Marinaleda, puede que sea algo teatrero, pero señores, cordura, vamos a por los de arriba, por los de guante blanco, por los que desmantelan las empresas y los países, no a por docena y medio de trabajadores desesperados.   Lo dicho, ni Saxana ni el NODO.

GRACIAS MANOLO

Publicar un comentario