lunes, 3 de marzo de 2008

El PP y Cajamurcia

lo encontré en la red...lamento mucho que pasen estas cosas, YO ME SIENTO CATALANA

El PP y Cajamurcia adoctrinan en el odio anticatalán
________________________________________
La bruja mala del Estatut

• Una versión de la obra infantil 'El mago de Oz' satiriza a los catalanes y a Zapatero por tierras murcianas y andaluzas
• El montaje está sufragado por Cajamurcia y el ayuntamiento murciano, bajo control del PP

La malvada Bruja del Oeste habla con marcado acento catalán, se autoproclama "presidenta del campo de amapolas venenosas", vive en una "tierra de peligros, arenas movedizas y caminos tenebrosos", identificada veladamente con Catalunya, y suspira por asistir "al baile de inauguración del Estatut". Más de 50.000 niños de Murcia y Almería han abucheado ya al pérfido personaje de El mago de Oz, en versión teatral de Lorenzo Piríz-Carbonell, sufragada por Cajamurcia y el Ayuntamiento de Murcia, ambos bajo control del PP. Teatro politizado y gratuito dirigido al público infantil. "Una obra para niños con abundantes guiños a los adultos", según la web del Romea, el teatro murciano que estrenó y produjo este montaje.

Hada española

Aunque no se cita a Catalunya expresamente, la bruja malísima deja clara su procedencia desde la primera aparición en escena. "Me han ordenado que os aniquile. Así me ascenderán, me invitarán al baile de inauguració del Estatut, un lujo", dice la bruja intercalando palabras en catalán. El hada buena del cuento va vestida de rojo y gualda, como la bandera española, mientras que uno de los sicarios de la bruja, el Rey de los Monos Voladores, el odioso personaje que logra encarcelar a los buenos, luce grandes alas blaugranas, los colores del Barça.
"Con lo buena que soy, no sé por qué nadie me quiere. Tengo mucho talante para el diálogo", llega a decir la Bruja del Oeste, en referencia velada al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. "No me convencerás con palabras, eres mala", dice Dorita, la virtuosa niña protagonista. Para rematar la obra, Dorita mata a la bruja catalana arrojándole encima un cubo de agua, toda una alegoría de la obsesión murciana por el Plan Hidrológico Nacional (PHN), al que se opuso Catalunya.
Estrenada el pasado 17 de diciembre en el teatro Romea de Murcia, la obra finaliza, mañana y pasado, en El Ejido, una gira por las principales localidades almerienses controladas por el PP, Almería capital y Roquetas incluidas. Los escolares, de entre 5 y 12 años, asisten gratis a las representaciones, en sesiones intensivas de dos o tres pases diarios. "La están viendo muchísimos niños, más de 50.000 hasta la fecha. Estamos contentísimos", dijo Antonio Llama, escenógrafo y socio fundador de la compañía murciana Tespis, encargada del montaje, tras la representación del pasado jueves en el auditorio Maestro Padilla de Almería.
En contraposición a la malvada bruja catalana y sus secuaces, los personajes que despiertan la simpatía de los niños --la niña Dorita, el Espantapájaros sin cerebro, el leñador de Hojalata y el León Cobarde-- simbolizan, según el director de la obra, "los valores que dignifican al ser humano: el sentido común, la ternura, el valor, la lealtad, el amor, la solidaridad, la inteligencia, el respeto a la vida, la bondad, la honradez y la verdad". Piríz-Carbonell ha definido también su versión de El mago de Oz, escrita en 1900 por Lyman Frank Baum y popularizada por el musical cinematográfico de Victor Fleming en 1939, con Gudy Garland de protagonista, como "una comedia con mucho sentido del humor que encandila a niños y mayores, un cuento de hadas casi moderno concebido para entretener y enseñar". Pero el mensaje final es que a la bruja catalana hay que eliminarla "y así no volverá a molestar".

Una obra que arrastra

Aunque parece dudoso que los niños identifiquen la maldad de la Bruja del Oeste con el acento catalán y las referencias al Estatut y al talante de Zapatero, ahí queda la reflexión del crítico teatral del diario La Opinión de Murcia, Javier González Soler, publicada el pasado 3 de enero: "Esto puede sonar a tópico, pero uno de mis hijos llevados días obsesionado con los personajes de El Mago de Oz, y creo que esto quiere decir algo. El espectáculo arrastra al público infantil".
Hacia el final de la obra, cuando el personaje que encarna al Mago de Oz demuestra ser "un impostor que a todos ha engañado", el discurso de la virtuosa Dorita, acérrima defensora de la familia, se parece mucho a los recurrentes reproches del PP hacia Zapatero: "Esta gente buena se merece un gobernante de verdad y no un un ilusionista".
El Mago de Oz, en la curiosa versión de Píriz-Carbonell, volverá al teatro Romea de Murcia en 11 nuevas funciones gratuitas para colegios entre el 7 de febrero y el 1 de marzo.

SI ESTO NO ES FOMENTO DEL ODIO ETNICO ANTICATALAN QUE BAJE DIOS Y LO VEA, Y LUEGO ALGUNOS SE SORPRENDEN DE LOS INSULTOS CONTRA ESPAÑA QUE HAY EN CATALUNYA
__________________


Saludos
Publicar un comentario